Viernes, 26 Octubre 2018 11:05

PARASHÁH 4 VAIERÁH / ו׳רא / Y APARECIÓ

Escrito por
Valora este artículo
(7 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 4
VAIERÁH / ו׳רא / Y APARECIÓ

18 DEL MES OCTAVO DEL 5779
27 DEL MES DE OCTUBRE DEL 2018

Toráh: Be Reshít/En el Principio/"Gen." 18:1-22:24
Haftaráh: Melajím Bét/2ª R. 4:1-37

Por Julio Dam
Rébbe Mesiánico Renovado

Copyright © 2018 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. TAMPOCO SE PUEDE IMPRIMIR Y VENDER NADA DE LO QUE HEMOS PUBLICADO EN NUESTRO SITIO EN INTERNET, EN NINGÚN OTRO PAÍS. LOS QUE VIOLEN ESTOS DERECHOS DE AUTOR SERÁN TRATADOS COMO ANATEMA POR ELOHIM. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil a www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias! Be Reshít/En el Principio/”Gn.” 13:13: “La gente de Sdóm eran muy malvados y perversos (frente a) ADONÁI.”

COMENTARIO DE LA PARASHÁH

LOS VALORES DE ISRAEL VERSUS LOS DE SDÓM Y AMORÁH

La parasháh de esta semana nos habla de Sdóm y Amoráh, y de la destrucción ordenada por ADONÁI contra estas dos ciudades, repletas de pecados de todo tipo, una típica réplica de “Las Vegas” de hace tres mil años.

La mayoría de los lectores quizás nunca nos pusimos a pensar: ¿“No es un poco exagerado de parte de Elohím el ordenar la total destrucción de dos ciudades, con sus hombres, mujeres y niños”? Y muchos de nosotros quizás lleguemos precisamente a esa conclusión. ¿Qué clase de Elohím destruye a niños, porque sus padres son homosexuales o pecadores (de otro tipo)?

En el fondo, el problema es bien profundo. Se trata de dos conceptos TOTALMENTE opuestos: por un lado está la total intolerancia de Elohím hacia el pecado, especialmente de toda una ciudad (y nos imaginamos que de forma continua, permanente, como “una cultura de pecado”). La intolerancia no sólo es hacia las personas, sino mucho más importante y vital, hacia los espíritus malignos que viven en esas personas, y que contaminan todo: la tierra, la ciudad, las costumbres, los valores y todo el mundo espiritual que, aunque invisible, está allí, en la ciudad misma.

Por otro lado, está el concepto moderno de “tolerancia” y de “paz,” que no hay que perturbar. “Debemos ser tolerantes con todos”; “Debemos buscar la paz entre los hombres, no la pelea; todos somos iguales a los ojos de Dios.” Esta es la otra cara de la moneda, la cara “moderna”.

¿Qué sucede aquí en realidad? Hay una guerra A MUERTE de valores—y como vemos en esta sección de la parasháh, siempre la hubo: los valores de Sdóm y Amoráh versus los valores del Israel que Elohím está construyendo en nosotros, que son los valores de Elohím. La imposibilidad de que el pecado siga viviendo entre nosotros frente a la “tolerancia” y “la paz;” el orden de Elohím versus el orden del hombre secular; lo que está bien de acuerdo a Elohím frente a lo que está “políticamente correcto” a los ojos humanos.

Hoy en día tenemos el mismo problema que hace tres mil años en Sdóm y Amoráh: el orden se ha trastocado, el pecado reina y la sociedad clama por más pecado y por NINGÚN orden de Elohím y por otro lado, INCONGRUENTEMENTE, clama por “tolerancia” y “paz”.

En vez de que Elohím reine sobre nosotros a través de Ieshúa, como dice en Ro. 8:1, reina algún otro que NO es Elohím, que puede ser nuestra congregación, o nuestra doctrina. En vez de que reine el esposo en la familia, reina la esposa; de  nuevo el orden de Elohím es trastocado. En vez de que reine el rúaj sobre nuestra mente/alma (Ro. 8:14), reina nuestra mente y el rúaj es dejado a un lado. En vez de que sea la Toráh quien reine, reinan las tradiciones humanas por igual y a muchas veces por encima de la Toráh.

En vez del Rúaj Guilúi/Espíritu de Revelación quien reine en nuestra comprensión de la Toráh (Gál. 1:10-12), reina la discusión y la mente humana, que nada sabe ni nada sabrá, más que discutir y provocar enemistades y discusiones interminables y sin sentido.

 En vez de respeto por la vida humana de los bebés nonatos, la sociedad clama por el “derecho” al aborto, es decir, al asesinato de esos bebés, lo cual contamina nuestras ciudades espiritualmente, aunque nosotros nada sabemos de esto—ni queremos saber.

En vez de liberar a los pecadores, a los adictos a las drogas y al alcohol y al tabaco, ahora Sdóm y Amoráh los casa (a los primeros) o se los nombra líderes espirituales. Nosotros, que somos Israel, debemos liberarlos de los espíritus malignos de sexo, droga, alcohol y tabaco, y no predicar la “tolerancia” al mal y al pecado a nuestro alrededor. Dejemos eso para Las Vegas.

En vez de tratar de entender EN PROFUNDIDAD la Toráh, creemos en la ciencia. “Somos descendientes de los monos”, enseñan en la escuela, y nuestros hijos tragan esa mentira satánica y no decimos nada, para “no hacer olas.”

En las escuelas nuestros niños pequeños están siendo enseñados “Educación sexual” en más y más países latinos, que significa, para nuestras hijas y nietas, en realidad, cómo pecar sin quedar embarazadas, y no hacemos nada.

Hemos sido seducidos por los espíritus malignos de Sdóm y Amoráh, que se pasean por nuestros televisores y nuestros toca-CDs y DVDs, y promueven todo pecado posible visual y audiblemente, y nosotros lo dejamos estar. Pensamos que estamos liberados, pero estamos MUY, muy atados a Sdóm y Amoráh y muy lejos de ser lo que Elohím desea de nosotros: que seamos un Israel espiritual, guiados por El y enseñados por El.

En resumen, ¡en vez que reine el Israel espiritual en nuestros espíritus, permitimos que reine Sdóm y Amoráh!

Al hacerlo, estamos dejando que Mishléi/Comparaciones/Prov. 8:36 sea una verdad en nuestras vidas: “Todos los que me odian (a Elohím) aman la muerte” (tanto espiritual como mental).

La solución es pedir y obtener la Luz/Ór de Elohím para vernos a nosotros mismos y santificarnos/lihiót kadoshím, algo que sólo la Presencia interna de Ieshúa en nuestro rúaj/espíritu puede lograr—¡si se lo permitimos!

OCHO REGLAS PARA SALIR DE SDÓM Y ENTRAR EN ISRAEL

1. Necesitamos conocernos, con nuestros defectos y todo, para sacarnos de encima lo que Elohím no acepta en nosotros y desea que nos quitemos. Debemos hacer una lista de nuestros defectos (¡ya nuestra familia, amigos y conocidos se encargarán de darnos los detalles sobre TODOS ellos, no se preocupe!)

2. La fuerza de los hábitos dañinos que hemos adquirido en nuestros años en el mundo, que todavía están con nosotros. Debemos examinarnos, y pensar y pedir a Elohím que nos revele en oración: “¿Qué estoy haciendo ahora, que hacía cuando todavía no te conocía, Elohím, y que no es agradable a tus Ojos?” (Si se lo pedimos, Él nos lo va a decir, si no, no.)

3. El poder de la tentación y de ha satán y cómo combatirlo (Guerra espiritual avanzada; auto-liberación y sanación del alma). Vivimos en una guerra continua, lo sepamos o no; lo aceptemos o no. El que no aprenda a defenderse, será vencido por el enemigo, sin necesidad.

4. La necesidad de que Ieshúa nos esté enseñando el carácter de Elohím, que está en la Toráh. (Esto es un trabajo ideal para hacer en shabát, ya que nos sobra el tiempo y podemos pedir revelación sobre todos estos temas mencionados.) Ieshúa es un maestro/moréh paciente, que espera dentro de nuestro rúaj, esperando la invitación para “dictar una cátedra” sobre lo que estamos necesitando. Y cuando no le damos lugar para dictarla, crea los problemas para que tengamos que enfrentarnos con ellos, y allí recibir la tan necesitada cátedra. Elohím nos dio un patrón de vida, un estilo para vivir, que está contenido en la Toráh, en Sus Mandamientos y en ningún otro lugar. Sólo ha sido el “espíritu del Falso Salvador” quien ha convencido a muchos de lo contrario.

5. La revelación de Elohím en cada área de nuestra vida, en lo que nosotros llamamos “la Verdad interior” pero también en “la Verdad Exterior,” lo que creemos versus lo que DEBERÍAMOS creer y saber (por revelación), no por discusión. La discusión no sirve para nada, sólo para afirmarnos más y más en nuestros errores. La revelación lo es todo, sólo que se practica muy poco, por no saber cómo hacerlo.

Esta revelación viene a través de Ieshúa dentro de nuestro rúaj, quien es “el Camino, la Verdad y la Vida.” Los que caminan en Verdad, es porque tienen a Ieshúa guiándolos. Los que todavía no están caminando en la Verdad de Elohím, es porque no han permitido que Ieshúa dentro de ellos “los guíe a toda la Verdad”, como dice el Pacto Renovado.

6. El “conocerme y entenderme” de que habla ADONÁI en Irmiáhuh/”Jer. 9:23-24, que es lo más precioso que podemos hacer con nosotros mismos. El “conocerme y entenderme” es el proceso de dejar que Ieshúa dentro nuestro nos muestre lo que El desea mostrarnos de Elohím, día tras día, mes tras mes, año tras año. Sin este proceso de transferencia de “Conocimiento Divino” jamás creceremos un centímetro, espiritualmente hablando. Siempre seremos “mesienanos” en nuestro rúaj/espíritu.

7. La necesidad que tenemos de caminar en santidad/kedusháh, como dice Ro. 6:16 (de nuestra traducción mesiánica renovada, próxima a publicarse): “¿No saben que delante de quienes se presentan como esclavos/ovdím para obediencia, son esclavos/ovdím atém de aquél a quien obedecen, ya sea del pecado para muerte/min ha jét le mávet o para la obediencia para camino recto/mishmáat le tzadikút?

8. La obediencia a la Voluntad de Elohím indefectiblemente, tarde o temprano, instila en nosotros, como las abejas en sus panales, la miel de la santificación en nuestra mente y corazón. Y no puede ser de otra manera: el caminar con El, indefectiblemente trae que tengamos, poco a poco, Su carácter y Su caminar, así como si caminamos con un pecador, tarde o temprano, adquiriremos su estilo de vida y su proceder.

Visto 248 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Please publish modules in offcanvas position.