Bienvenido al sitio de Beit Shalom - Judaísmo Mesiánico Renovado, un lugar donde encontrarás lineas guías y herramientas para el inicio y la continuación de tu crecimiento espiritual logrando una mejor comprensión de los elementos básicos del Judaísmo y muchos otros aspectos que involucra ser Mesianico Renovado.

Viernes, 05 Mayo 2017 13:07

PARASHÁH AJARÉI MOT/KEDOSHÍM

Escrito por 
Valora este artículo
(11 votos)

DIFUNDIENDO EL JUDAÍSMO MESIÁNICO RENOVADO PARA TODA LATINOAMÉRICA, LOS EE.UU. Y EUROPA

PARASHÁH 29-30
AJARÉI MOT/KEDOSHÍM

10 DEL MES SEGUNDO (IÁR) DEL 5778
6 DEL MES  DE  MAYO DEL 2017

Lectura de la Toráh: Vaikráh/Y llamó/”Lev.” 16:1-20:27
Lectura de la Haftaráh: Ez. 22:1-19

Por Julio Dam
Rébe Mesiánico Renovado

Copyright © 2017 por Julio Dam. Invitamos a nuestros lectores a visitar nuestro sitio, www.beitshalom.org, con muchos artículos y parashót gratuitas y libros. Todos los derechos de autor reservados. Prohibida la reproducción, venta o la colocación en Internet, sin permiso escrito del autor. Toda colocación en Internet, reproducción en forma impresa, o enseñanza oral de esta parasháh, debe conservar y/o mencionar el nombre del autor y demás datos identificatorios. Los que violen este derecho de autor serán tratados por Elohím. Si usted desea suscribirse o des-suscribirse automáticamente a la parasháh y/o la Carta de Aliento de la Rabina, escriba su iméil en www.beitshalom.org. ¡Muchas gracias!

Vaikráh/Y llamó/”Lev” 19:18: “Y amarás a tu amigo (judío por sangre o por fe) como a ti mismo—Yo (soy) ADONÁI/Ve ahávta et reajáh1 kamójah—Aní ADONÁI”.

COMENTARIO DE LA PARASHÁH
AMARÁS A TU AMIGO (JUDÍO POR SANGRE O POR FE) COMO A TI MISMO

Esta parasháh nos habla de muchas cosas. Pero de una bien importante que no llegamos a entender en toda su magnitud y esto nos hace pecar, nos hace estar en mala posición delante de nuestro Elohím. Este tema tan importante es la Ahaváh/amor sacrificial de Elohím; pero no de la ahaváh para nuestra esposa o hijos o nietos, sino para nuestro amigo, ya sea judío por sangre o por fe, es decir, nuestro amigo de la sinagoga mesiánica a la que concurrimos, o el amigo judío o judío mesiánico que es nuestro compañero de trabajo y a la vez amigo, no cualquier judío que viva en nuestra ciudad, sino específicamente, nuestro amigo.

¿Por qué decimos que “no llegamos a entender en toda su magnitud?” Porque la Ahaváh no es el amor carnal que le tenemos a nuestro cónyuge o familiar, sino un amor sobrenatural que viene de primero haber aprendido a tener Ahaváh por ADONÁI. El que no tiene el corazón ablandado por el Rúaj ha Kódesh y no siente Ahaváh por Elohím, menos que menos va a tener ahaváh por su amigo judío. Nos explicaremos. La ahaváh no es condicional, es un amor de madre, como la madre todo lo perdona en su hijito querido, así es la ahaváh perdonadora de  Elohím para con Sus hijitos, que es usted y yo. Es un amor que surge de nuestra voluntad. ¿Qué su amigo no se merece que usted lo ame con ahaváh de Elohím? Posiblemente no, pero Elohím sí lo ama, porque es Su hijo, y trata de seguirlo, y de cumplir las mitzvót de la Toráh y eso lo hace muy especial a los ojos de Elohím y eso lo tiene que hacer muy especial en SUS ojos también. ¿Qué ese amigo suyo judío no se merece que usted lo trate como  usted se trata a sí mismo? Es cierto, posiblemente. Usted lo debe saber mejor que yo. Pero Elohím desea que IGUAL lo ame, no con su amor egoísta, condicionado a lo que le hizo de bueno o de malo, sino que lo ame con la ahaváh sin condiciones de Elohím. Deje el juicio a Elohím—le conviene. No juzgue a su reáh/amigo judío. ¿Lo insultó? ¿Lo robó? ¿Habló mal de usted, aún cuando usted lo ayudó en el pasado? Déjelo en manos de Elohím, pero no deje de amarlo con ahaváh sobrenatural. Por eso es que dice el P.R. en Korintím Alef/1ª Co. 13:4-10:

“La ahaváh (sobrenatural de Elohím) posee aguante, es amable,  no envidia (a nadie), no se vanagloria, no se agranda  a sí misma, 5.no SE COMPORTA VERGONZOSAMENTE, no busca lo  que le pertenece, no es provocado a ira, no planea el mal. 6. no se regocija alrededor del camino torcido sino que sólo se goza con la verdad. 7. Todo lo soporta; todo lo cree; todo lo espera; todo lo aguanta. 8. La ahaváh nunca falla. Mas donde hay revuáh/profecía, ésta pasará; o (matanáh/regalo) de lenguas, cesarán; o conocimiento, pasaráh. 9.Ahora conocemos una parte (de lo que emerge) y profetizamos  una parte (de lo que emerge). 10. Mas cuando venga la meta, (el Mashíaj ben Davíd), lo que emerge en parte pasará.”

 

 

¿Por qué insistimos en decir que la ahaváh es “sobrenatural”? Porque sólo viene por medio de Rúaj ha Kódesh cuando aceptamos a Ieshúa como Mashíaj y el Cuerpo de Elohím. Aquellos que no reciben el Rúaj ni a Ieshúa no pueden de ninguna manera tener ahaváh. Pueden ser de muy buen corazón, tener un corazón ardiente de amor humano por los demás, pero en cuanto algo suceda, ese amor se desvanece.

¿Qué es, en realidad esta ahaváh? Como dicen los versículos de Koríntim Alef que citamos arriba, comprende y abarca todo el prí/fruto del Rúaj de Gál. 5:22: “ahaváh, simjáh/alegría, shalóm,etcétera.” Ahora bien, no viene  automáticamente, como todos sabemos. Debemos SOMETERNOS a Ieshúa ha Mashíaj dentro nuestro; SOMETERNOS a Su voluntad a través del Rúaj para que nuestro carácter cambie, a través de la oración diaria, a través de dejarnos llevar por el Rúaj y por Ieshúa dentro nuestro, que sea El quien reaccione ante los insultos o los agravios de los demás, especialmente de nuestros familiares y reahím/amigos (judíos), para que no reaccionemos en la carne, como todo el mundo, aún los creyentes, sino en el Rúaj, como verdaderos judíos mesiánicos que vivimos en el Rúaj (Ro. 8:1) y no en la carne.

Esto no se consigue de la noche a la mañana, como muchos ya hemos averiguado por nuestra propia cuenta. Pero tampoco debemos esperarlo que suceda automáticamente, porque NO sucederá. Debemos cooperar con el Rúaj, orar para tener el fruto/prí del Rúajen nuestro corazón y orar para tener ahaváh por nuestro reáh.

Mas el que desea complacer a ADONÁI debe trabajar duro en ablandar su corazón de piedra. La ahaváh significa, además de lo que ya hemos dicho, compasión por los pobres. Si usted recibe un timbrazo en la puerta de un mendigo, JAMAS lo deje ir sin darle algo: una galletita, una naranja, un vaso de leche, unas monedas. ¡ES IESHÚA QUE LE ESTÁ TOCANDO EL TIMBRE DE SU CORAZÓN! ¿HAY ALGUIEN EN CASA ALLÍ? Esto es tzedakáh/limosna y algo que tenemos que aprender sí o sí del judaísmo rabínico, sin ir a buscar en él lo que no es de Elohím, la tradición que NO está en la Toráh o que está en contra de ella. Mas esto sí es de Elohím y debemos adoptarlo como hábito. ¿Quiere usted ser más próspero? ¿Quiere bendiciones de Elohím para sus finanzas? Hay varios secretos. Uno de ellos es la tzedakáh hacia los pobres; el otro es diezmar sin falta y sin demoras en su sinagoga a su rabino.

La ahaváh es bien práctica y no tan “espiritual” como pensamos. Visitar a su reáh/amigo enfermo o por lo menos llamarlo una vez por día para saber cómo está es ahaváh. Ir a comprarle algo que usted sabe que él/ella necesita, pero no puede pagarlo, es ahaváh, aun si pueda pagarlo, no importa.        

Hacer algo por él/ella cuando usted sabe que lo necesita es gran ahaváh y aparte es una mitzváh/mandamiento lo que usted está cumpliendo—por parte doble. Si a su reáh no le gusta hacer, hágaselo usted; si no le gusta planear, planéeselo usted y sugiéraselo. Ayúdelo de la forma que pueda, cuantas veces pueda.

Sufrir en su sufrimiento es ahaváh; escuchar a quien no tiene quien lo escuche es ahaváh; darle de comer, si está enfermo y no tiene quién le cocine es ahaváh; confortar es ahaváh; orar por él es ahaváh, ya sea que él/ella lo sepa o no—Elohím sí lo sabe.

Además, el practicar la ahaváh es contagiosa. Sus hijos comenzarán a entender y a ver lo que usted hace, y lo imitarán, para su bendición y la suya. Sus reahím judíos tratarán de hacer lo mismo con SUS amigos, y la cadena de ahaváh se alargará ¡y Elohím tendrá la kavód/honor que merece!

¿Por qué insistimos en decir “amigo judío” y no simplemente “amigo”? Porque un gói/idólatra no puede ser su amigo, a los ojos de Elohím. Somos Su familia y en Su familia/mishpajáh no hay góim. Ya lo dice 1ª Co. 12:2; 1ª Ts. 1:9.

Comience a disfrutar de todas las oportunidades de sentir y de HACER ahaváh práctica por sus amigos judíos!

Visto 139 veces Modificado por última vez en Viernes, 05 Mayo 2017 13:20

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.